Los primeros rayos de sol que nos anuncian la llegada del buen tiempo y el cambio de estación siempre son bienvenidos. Pero cuando llega el intenso verano, con sus altas temperaturas y un sol abrasador, nos gusta refugiarnos de ese calor y buscar una sombra en la que estar más fresquitos. Haz de tu jardín un espacio de ocio polivalente en el que poder disfrutar el máximo tiempo posible. Tener disponibles en el jardín zonas de sol y de sombra es muy útil tanto para el aprovechamiento del jardín como para el cultivo de determinadas plantas.

Elige qué zonas del jardín necesitan sombra

Si tu jardín no dispone de zonas con sombra tienes la posibilidad de crear tu mismo esas sombras. En primer lugar deberás estudiar el jardín, analizar bien el espacio disponible y las zonas útiles. Piensa que es importante que tu jardín tenga un equilibrio que resulte armonioso y funcional. El espacio exterior debe acomodarse según las necesidades de uso de cada familia, al igual que hacemos con cualquier otra estancia de la casa.

Por ejemplo, si tienes una zona para comer con mobiliario es más recomendable que esté a la sombra. Estaréis más a gusto a la hora de comer y el mobiliario estará protegido del desgaste que produce la exposición al sol.

Sombra natural, un extra de frescura

Para crear áreas de sombra en el jardín podemos optar por técnicas naturales. Se trata de recurrir a las plantas para que nos proporcionen sombra. Puedes plantar algunos árboles, sobre todo si tienes un jardín muy grande. También puedes hacer una pérgola natural con plantas trepadoras utilizando una celosía como estructura. Este método es muy decorativo y además de sombra nos aporta frescura por la propia humedad de las plantas pero, como todas las plantas, requiere de un mantenimiento continuo y según el tipo de planta que escojamos puede tardar varios años en crecer lo suficiente como para generar la sombra que necesitamos.

Sombra artificial, una solución rápida y práctica

¿Buscas algo más rápido? Elige elementos artificiales para crear sombra en tu jardín. Puedes instalar un toldo fijo o plegable en la zona que te interese o montar una pérgola o cenador. Las pérgolas son estructuras especialmente preparadas para el exterior que aportan al jardín una estética muy acogedora además de proporcionar una buena zona de sombra. Como puedes ver en nuestro catálogo de primavera existen diferentes diseños que varían la forma y tamaño.

Si lo que necesitas para tu jardín es que esa zona con sombra se pueda mover muy a menudo, la mejor opción es hacerte con un parasol con pie. Los hay de hasta 4 metros de diámetro, redondos y cuadrados, con el mástil en el centro o lateral, con el pie de cemento o para rellenar de agua, echa un vistazo a nuestro catálogo.

Existen infinidad de soluciones para aportar sombra a tu jardín, ven a verlas a nuestra ferretería en Íscar (Valladolid), estamos en la Avda. San Miguel, nº67. Y si tienes dudas ¡llámanos al 983 612 343!

Parasol de aluminio con rotacion superior
Cenador metalico lateral abatible