Tanto las hormigas como el pulgón son de las plagas más comunes que infectan nuestros jardines. Tienen una gran capacidad de propagación y de adaptación a cualquier planta y clima, además entre ellos se da un mutualismo que les ayuda a sobrevivir. Conoce su relación para detectarlos y eliminarlos del jardín.

La relación entre el pulgón y las hormigas

Entre el pulgón y las hormigas existe una interacción biológica de la cual ambos salen beneficiados. Si observas en tu jardín la aparición de hormigas probablemente tengas plantas infectadas con pulgón. Detectarlos a tiempo es clave para tratar y frenar la plaga de ambos insectos.

El pulgón: alimento para las hormigas

El pulgón, en cualquiera de sus especies, se alimenta de nitrógeno que consigue succionando la savia de las flores y plantas del jardín. Tras alimentarse, el pulgón excreta una sustancia azucarada llamada melaza que resulta un alimento fundamental para muchas especies de hormigas y también para algunos hongos.

Las hormigas: protección para el pulgón

Las hormigas para proteger esta fuente de alimento que el pulgón las proporciona, atacan a los depredadores de los pulgones y mueven el pulgón por el jardín en busca de nuevas plantas de las que alimentarse. Incluso con la llegada del frío, las hormigas, dado su carácter organizativo, se aprovisionan de huevos y larvas de pulgón que almacenan en sus hormigueros durante el invierno.

¿Cómo eliminar las hormigas y el pulgón del jardín?

Debido a la ayuda que hormigas y pulgón se brindan para sobrevivir, cuando estas especies aparecen en el jardín se extienden muy rápidamente, colonizando todas nuestras plantas.

Elimina las hormigas

Para eliminar las hormigas existen insecticidas en diferentes formatos como microgranulado en talquera, gel en jeringuilla, líquido en pistola y cebos. Estos productos ayudan a controlar y eliminar las colonias de hormigas, actúan por ingestión y contacto atacando el sistema nervioso.

Para elegir un insecticida es recomendable contemplar que sea de efecto retardado así dará tiempo a que las hormigas infectadas vuelvan al hormiguero llevando consigo el producto y contagiando al resto de hormigas. Los productos que atacan el hormiguero son más eficaces para eliminar las hormigas y sus huevos. Además, valora elegir un insecticida apto para jardín y hogar así podrás utilizarlo en diferentes espacios de tu casa.

Un truco para eliminar las hormigas es utilizar la miel natural como cebo casero. La miel, por su dulzor, es un atrayente de las hormigas y gracias a su viscosidad quedarán atrapadas en ella.

Elimina el pulgón

El pulgón es más difícil de eliminar por ello es fundamental la prevención. Cuando las plantas son jóvenes, empiezan a florecer en primavera o generan brotes nuevos, su savia tiene mayor cantidad de nitrógeno y será más apetecible para el pulgón. En estos casos aplica un tratamiento preventivo y no abuses de abonos nitrogenados.

El pulgón se detecta fácilmente en los tallos y reverso de las hojas porque forman una especie de masa adherida a la planta. Pulveriza con un insecticida adecuado, que no afecte a la planta, y realiza las aplicaciones que recomienda el fabricante hasta acabar con la plaga.

Ayúdate de otros elementos naturales para controlarlo. Por ejemplo, las plantas aromáticas repelen el pulgón y las mariquitas en estado de larva comen en 20 días entre 350 y 400 pulgones. También las tijeretas o crisopas son enemigos naturales del pulgón.

Si necesitas asesoramiento o productos para eliminar las hormigas y el pulgón de tu jardín en nuestra ferretería podemos ayudarte. Estamos en Íscar (Valladolid), Avda. San Miguel nº 49.