Las bisagras y los pernios son un tipo de herraje articulado que gracias a su sistema de giro, permiten la apertura y cierre de puertas, ventanas y muebles. Aunque tanto bisagras como pernios sirven para la fijación, se trata de dos sistemas diferentes con usos distintos. Aprende a diferenciarlos en este artículo.

Tanto las bisagras como los pernios tienen dos hojas o alas que se abren de forma similar a un libro y sirven para articular dos elementos. Estas alas son las que se fijan a los cantos o laterales de las dos partes a unir, por ejemplo, el marco y la puerta.

Hasta aquí, bisagra y pernio parecen el mismo herraje dadas sus similitudes. La clave de sus diferencias radica en el eje de giro de ambos.

Diferencias entre bisagra y pernio

Muchos consideran que los pernios son un tipo de bisagra pero su funcionamiento es diferente.

Las bisagras cuentan con un eje fijado a sus dos alas que hace que ambas partes puedan girar. Se trata de un eje o vástago fijo sobre el que giran las alas de apoyo en dos planos independientes. Sin embargo, los pernios tienen un eje independiente de las alas móviles o el vástago va unido a una de las alas y es el otro ala el que gira sobre el plano.

La clave de esta diferencia respecto al eje de giro es que las bisagras no se pueden desmontar (excepto en modelos especiales) porque el eje está fijado a sus alas y los pernios sí permiten su desmontaje porque el eje es independiente o solo va fijo a un ala.

TRUCO

Para diferenciar una bisagra de un pernio piensa en si se puede desmontar, si la respuesta es afirmativa estarás frente a un pernio.

Esta particularidad de los pernios de poder desmontarlos aun estando instalados es el motivo por el cual se ha convertido en el herraje propio para colocar en puertas y ventanas, desplazando a las bisagras como herraje para otro tipo de muebles.

¿Quieres conocer qué más herrajes lleva una puerta? Te lo contamos en este artículo.

Materiales y acabados de bisagras y pernios

Como todos los herrajes, las bisagras y pernios se fabrican en diferentes materiales y con varios acabados para poder adaptarlos a las necesidades de cada trabajo.

El material más extendido en la fabricación de este tipo de herrajes es el metal como latón, acero inoxidable, aluminio o hierro, aunque también podemos encontrar modelos de plástico u otro tipo de resinas.

Los acabados habituales que podemos encontrar en el mercado son latonado o níquel en brillo y satinado, pero también existen bisagras y pernios en bronce, blanco o negro.

La estética de cada modelo también cambia podemos elegir bisagras y pernios con el canto redondo o recto, con remate o sin remate…

Bisagra oculta

Pernio de latón

Pernio de alumino

Bisagra vaivén de aluminio

Pernio de hierro

Pernio de acero inoxidable

Bisagra de seguridad

Bisagra de sobreponer

Instalación de bisagras y pernios

Tanto las bisagras como los pernios pueden ir atornillados o soldados, pero hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos para colocar un pernio se debe hacer un cajeado previo donde encajen las alas y por eso la dificultad de la instalación es mayor.

Truco para instalar un pernio

Cuando instales un pernio recuerda que el ala inferior debe ir sujeto al marco de la puerta o ventana, ya que esa parte será la que haga la función de macho soportando el peso de la puerta.

Truco para instalar una bisagra

Cuando instales una bisagra recuerda que guardan mano. Las bisagras se fabrican para puertas que abren hacia la derecha o hacia la izquierda, tenlo en cuenta cuando vayas a comprar tus herrajes. Los pernios, al ser desmontables, se podrán usar en puertas que abren hacia la derecha y hacia la izquierda, pero las bisagras no.

¿Cuál es la diferencia entre bisagra y pernio?
Rate this post