Si te llevas mal con la plancha tradicional, pásate al planchado vertical. El manejo de las planchas verticales es mucho más sencillo y el resultado impecable. Con tu plancha vertical o cepillo de vapor y estos prácticos consejos de uso no habrá arruga que se te resista. ¡Hasta te gustará planchar!

¿No sabes qué es y cómo funciona una plancha vertical? En este artículo te lo explicamos todo. Además, te presentamos el Acess’ Steam de Rowenta, un cepillo de vapor de mano tan útil y fácil de usar que se convertirá en un imprescindible de tu hogar.

Las planchas verticales de vapor cada vez están presentes en más hogares. Al principio, la plancha vertical se suele usar como complemento a la tradicional, principalmente para planchar prendas delicadas que requieren de un tratamiento menos agresivo y más profesional, ahorrando costes y paseos a la tintorería. Conforme se va utilizando la plancha vertical se convierte en indispensable y sirve para tratar todo tipo de prendas y tejidos.

Consejos para usar tu plancha vertical de vapor

Como cuando adquirimos cualquier otro electrodoméstico, lo primero es leer las instrucciones que nos proporciona el fabricante, prestando especial atención a las advertencias de seguridad. Habitualmente en este tipo de manuales incluyen recomendaciones de uso para optimizar tanto la utilidad como la vida de nuestra plancha vertical.

El vapor como motor de funcionamiento

El sistema de funcionamiento de las planchas verticales es el vapor de agua, por ello nunca debe faltar agua en el compartimento correspondiente. Durante el planchado es aconsejable revisar y rellenar el depósito de agua. Podemos utilizar agua corriente o mineral, algunos fabricantes recomiendan utilizar agua desmineralizada o destilada para evitar que la cal del agua obstruya los conductos de vapor o el cabezal de la plancha. Si añadimos el agua templada facilitaremos el proceso de calentamiento de la plancha de vapor. Es importante mantener limpio el compartimento del agua de la plancha, sobre todo antes del primer uso, si hay algún residuo pueden aparecer manchas en la ropa.

Igual que separamos la ropa al lavarla, deberemos separarla al plancharla, pero en esta ocasión en lugar de hacerlo por colores lo haremos por tejidos. Agrupando la ropa podremos tratar cada tejido con las especificaciones y accesorios que requiera, obteniendo buenos resultados sin dañar las prendas. Por ejemplo, para planchar prendas delicadas separaremos el cabezal unos 2-3 cm. de la tela, sin embargo para tratar tejidos más resistentes como pueden ser los de los manteles, ropa de cama o cortinas, deberemos pasar la plancha de vapor haciendo contacto directo y por los dos lados para obtener un mejor resultado.

Cuando termines de utilizar tu plancha vertical o cepillo de vapor es aconsejable esperar a que se enfríe para guardarla. Ten en cuenta que el vapor de agua que queda en los conductos y cabezal de la plancha volverá a su estado líquido según se vaya enfriando.

¿Te gusta planchar? ¿Tienes una plancha vertical? ¿Cuál es tu experiencia? Comparte con nosotros tus trucos sobre el planchado vertical.

Compra ya el Acess’ Steam de Rowenta

  • cepillo de vapor
  • plancha vertical rowenta
  • Cepillo Rowenta Access Steam

Si quieres unirte a la experiencia del planchado vertical, ya puedes adquirir el Acess’ Steam de Rowenta en nuestro blog. En 24-72 horas lo tendrás en tu casa. Empieza desde  ya a disfrutar del planchado vertical.

LO QUIERO
Plancha vertical, consejos de uso
Rate this post