¿Cuál es el mejor sistema de riego para nuestro jardín? Cada planta tiene unas necesidades de riego diferentes que varían a lo largo del año, no sólo por factores climáticos sino también por su ubicación en del jardín. El diseño de nuestro jardín condicionará el sistema de riego que necesitamos para realizar un riego eficiente.

Lo fundamental a la hora de elegir qué sistema de riego es más adecuado para nuestro jardín es buscar la máxima eficiencia del riego. Debemos pensar qué sistema aporta a nuestras plantas el agua que necesitan, teniendo en cuenta tanto la cantidad como la frecuencia, y además intentar que el volumen de agua desperdiciado sea el menor posible.

Riego por goteo

En el riego por goteo el agua se aporta directamente al pie de las plantas a través de una instalación de tubos que van dispuestos en el suelo o enterrados. También existen goteros individuales para las plantas que están en maceta.

El riego por goteo es un sistema de alta eficiencia para el jardín. Consigue minimizar las pérdidas por evaporación, dispersión o infiltración ahorrando gran cantidad de agua. Se riega con mucha precisión, manteniendo un buen nivel de humedad en la tierra sin producir charcos. Además al regar únicamente las zonas que lo necesitan contribuye a limitar la aparición de malas hierbas.

Entre los inconvenientes que presenta el riego por goteo cabe mencionar la posibilidad de que se obstruyan o taponen los orificios e incluso el propio tubo de riego. Para evitarlo deberemos realizar una instalación correcta y llevar a cabo un buen mantenimiento del sistema de riego.

Riego por exudación

Es un sistema similar al riego por goteo pero menos preciso y eficiente. La principal diferencia es que en el riego por exudación se utiliza una manguera porosa que exuda agua a lo largo de toda su superficie generando una línea de riego continua.

Riego por aspersión

El riego por aspersión es un sistema de riego que imita la caída de lluvia fina. La instalación se compone de tuberías o mangueras conectadas a aspersores que pulverizan el agua sobre las plantas. Este sistema de riego puede ser fijo o móvil, por lo que resulta muy polivalente y puede servir para regar diferentes tipos de jardín. Los aspersores son sistemas de riego de gran alcance. Existen diferentes tipos de aspersores: rotativo, sectorial, oscilante. Ven a verlos a nuestra ferretería en Íscar, te ayudaremos a elegir el que más se adecúe a tu jardín.

El riego por aspersión es uniforme pero es importante ajustar bien la orientación y potencia de los aspersores para no provocar encharcamientos o falta de agua en determinadas zonas. Es un sistema de riego muy popular para regar jardines con césped, sin embargo hay que tener cuidado si regamos otras plantas, para algunas no es recomendable mojar sus hojas porque puede provocarlas enfermedades.

Riego con difusores

Se trata de un sistema de riego muy parecido al riego por aspersión. En lugar de utilizar aspersores para el riego se utilizan difusores que permanecen ocultos en el suelo y emergen con la presión del agua al comenzar el riego. Los difusores pueden ser rotativos o fijos. La principal diferencia con los aspersores es que tienen un alcance menor, el radio de riego oscila entre los 2 y 5 metros. Su uso es recomendable para zonas estrechas y resulta muy eficiente para el riego del césped.

Riego con manguera

El riego con manguera nos exige más tiempo, esfuerzo y constancia. Es un sistema de riego versátil y que no requiere de una inversión inicial, eso sí, es la forma de regar con la que más agua desperdiciamos y a la larga lo veremos reflejado en la factura del agua. Regando con manguera no se consigue una buena uniformidad por lo que no es recomendable para regar jardines con césped.

Todos estos sistemas de riego se pueden automatizar para aumentar su eficiencia. Si tenemos poco tiempo para regar el jardín podemos colocar un programador electrónico en el grifo, nos permitirá seleccionar la duración del riego, presión y frecuencia. En nuestro catálogo (puedes verlo aquí) encontrarás un amplia selección de programadores así como todos los elementos necesarios para instalar en tu jardín cualquiera de estos sistemas de riego. Y si tienes alguna duda ven a nuestra ferretería, nuestro personal te asesorará en todo lo que necesites. Estamos en Íscar (Valladolid), Avda. San Miguel, 49.

Tipos de riego para jardín: Ventajas e inconvenientes
Rate this post