Suben y suben las temperaturas a la vez que aumenta nuestra desesperación por mantener un poco de frescura durante el verano. Disfruta tranquilamente de esta época del año con estos útiles consejos para prevenir del calor tu casa y jardín.

Dentro de casa es importante mantener un ambiente lo más fresco posible para encontrarnos cómodos durante el verano. Si dispones de aire acondicionado no te excedas bajando la temperatura, unos 24 o 25 grados es más que suficiente para aclimatarnos. Lo ideal es ser capaces de mantener una temperatura baja sin abusar del aire acondicionado.

Haz un buen uso de ventanas y persianas para refrigerar la vivienda. Trata de mantener la casa tenue durante el día, baja las persianas sobre las que incide directamente el sol y abre las ventanas por la noche cuando las temperaturas ya han bajado un poco.

Aprovecha cuando entra un poco de brisa por las ventanas para crear corrientes de aire que te permitan bajar algún grado dentro de casa más rápidamente. También puedes utilizar ventiladores para crear estas corrientes de aire, verás que es mucho más efectivo que colocar el ventilador sin más en una habitación.

Intenta no abusar de los aparatos eléctricos ya que emiten mucho calor. Desenchufa todo lo que no uses. Reduce el uso del horno y pon la lavadora durante las horas más frescas, a primera hora de la mañana o por la noche. ¡Ojo con las bombillas tradicionales! Aumentan notablemente la temperatura de cualquier habitación, es un buen momento para pasarte al LED definitivamente.

El jardín, tu sala de estar en verano

El verano es la mejor época del año para disfrutar de tu jardín y terraza. Aprovecha estas zonas para crear una extensión del espacio donde haces vida, se convertirán en vuestra sala de estar favorita.

En verano es imprescindible contar con zonas de sombra en tu jardín. Pon a punto o instala un buen toldo, conseguirás reducir hasta 10ºC en esa zona. También es muy útil tener a mano alguna sombrilla con pie para disponer de una sombra móvil en cualquier momento.

Si tienes piscina en tu jardín, ¡eres un privilegiado! Pero si no es así no te preocupes, puedes instalar un nebulizador para refrescar el ambiente y estar la mar de a gusto este verano.

En verano, ¡refréscate!

No solo es importante mantener un ambiente agradable para hacer frente al calor en verano, también debemos refrescarnos por dentro. Haz espacio en tu nevera para los helados, el hielo y las bebidas fresquitas.

Bebe mucha agua, con el calor es fácil deshidratarse. Un truco para que el agua sea más apetecible es hacer hielos con fruta fresca e incorporarlos al agua. Así tomarás un vaso de agua fresquito y aromatizado con tus frutas favoritas.

En verano es recomendable aumentar el consumo de frutas y verduras frescas. Nos ayudarán a refrescarnos, rehidratarnos y a recuperar los minerales que perdemos con la transpiración. Puedes consumir la fruta al natural, en macedonias o ensaladas, helados, zumos, batidos o smoothies.

¿Quieres recetas de batidos de fruta naturales? Aquí os dejamos tres opciones para ir abriendo boca.

Trucos Para un Verano Perfecto
Rate this post